Cultura

La escritora ibicenca Helena Tur publica la novela ‘Malasangre’ ambientada en el Bierzo del Siglo XIX

La profesora ibicenca, afincada en Mallorca, Helena Costa es una de las grandes apuestas de la editorial Plaza & Janés para este año. Este libro de intriga con asesinatos de niñas por medio ambientada en El Bierzo en 1858 apunta a ser uno de los grandes best sellers de la temporada. La primera tirada de 20.000 ejemplares, salió a la venta el 16 de abril.
La autora, Helena Tur ha escrito poesía y comedia negra, y está acostumbrada a firmar novelas de corte romántico bajo el pseudónimo de Jane Kelder.
La autora asegura en una entrevista realizada por Me gusta leer: “Escogí el Bierzo para ubicar la novela por que me enamoré de Las Médulas desde que supe de su existencia, descubrí el Valle del Silencio, la influencia templaria en Ponferrada, detalles como el Puente Colgante de Villaverde de la Abadía o cosas como que las mujeres podían participar en los concejos, cosa que era extraordinaria en el resto de España y esa fortaleza de la mujer me gustó. Creo que he llegado al punto de que el propio Bierzo es un personaje más de la novela”.

La sipnosis del libro es de lo mas sugerente:

Una tierra teñida por la sangre de cuatro niñas.
Una joven dispuesta a arriesgar su vida por los demás.
Una poderosa historia de amor.

En la segunda mitad del siglo XIX, Henar, una joven huérfana, viaja hasta el Bierzo para trabajar en una granja de abejas. Coincidiendo con su llegada, comienzan a aparecer en la comarca niñas asesinadas, con un corte en el cuello y el cadáver sin sangre.

En medio de este ambiente opresivo, Henar descubrirá el amor que no conoció en su infancia, al encariñarse de la hija de los señores, a la que cuida y protege como si fuera de su familia, y conocerá la pasión en los brazos de un atractivo buscavidas que huye por una estafa. Pero en un lugar inhóspito donde nadie es quien dice ser ¿es posible confiar en un extraño?

La verdad está escrita en la sangre.

«Pasaron dos minutos que se le hicieron eternos. No era una persona paciente y la necesidad de saber qué ocurría allí dentro era tan fuerte como su temor a entrar. Notaba cómo ambos impulsos luchaban entre sí: deseaba asomarse, pero no quería delatar su presencia. De pronto, se sintió perdida. Alguien, a su espalda, la agarró por la muñeca de la mano que empuñaba la navaja y se la retorció hasta que tuvo que soltarla, al tiempo que con la otra mano le tapaba la boca para impedir que gritara. Henar entró en pánico al sentir el aliento de su agresor en el cuello. Tal vez esos fueran sus últimos instantes de vida.»

Mira el Booktrailer:

Comienza a leer el libro:

https://www.tagusbooks.com/leer?isbn=9788401024368&li=1&idsource=3001

Deja una respuesta