Emergencia Sanitaria

El ayuntamiento de Ponferrada prepara un Comité de Desescalada para abordar la entrada en vigor de la llamada Fase 1

El Ayuntamiento de Ponferrada ha constituido hoy el llamado Comité de Desescalada, que, mientras dure el estado de alarma, coexistirá con el llamado comité asesor de emergencia y que tiene como objetivo regular y supervisar la desescalada y las fases posteriores de regreso a la normalidad tras la pandemia provocada por el COVID 19.

A este Comité de Desescalada, que se reunirá un vez por semana, se han incorporado más técnicos municipales, así como la máxima responsable de la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Área de Salud del Bierzo (GASBI), Pilar Fernández Ampudia; el responsable de Prevención y Salud Pública del Hospital del Bierzo, Antonio Quiroga; y el profesor universitario de Epidemiología y Salud Pública, José María Pelayo.

Como representantes políticos en dicho comité figuran el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, así como los concejales de Hacienda, Formación y Empleo y Territorio Inteligente, Mabel Fernández; de Dinamización económica,
Urbanismo y Sostenibilidad medioambiental, Pedro Fernández Robles, y de Policía Municipal, Protección Civil, Transportes y Movilidad, José Antonio Cartón.

Entre los asuntos tratados hoy destaca el establecimiento de los criterios de utilización de espacios públicos para cuando entre en vigor la llamada Fase 1 de la desescalada. Tales espacios públicos son principalmente el mercado exterior, la Biblioteca Municipal, el Archivo Municipal y las terrazas de los establecimientos hosteleros del Municipio.

Los especialistas y responsables sanitarios dejaron fijada su opinión científica y profesional sobre la utilización de esos espacios, desde el punto de vista epidemiológico e infeccioso, y serán precisamente esos criterios científicos y profesionales de los asesores los que sirvan de base para la toma de decisiones que se adopten una vez que se decrete la entrada en vigor de la Fase 1.

En todo caso, en la reunión de hoy, las autoridades sanitarias hicieron particular hincapié en la necesidad imperiosa por parte de la población de respetar las medidas de seguridad establecidas: esencialmente los dos metros de distanciamiento social, el lavado frecuente de manos y la frecuente utilización de geles hidroalcohólicos, y la utilización de mascarillas quirúrgicas.

Asimismo, los profesionales de la salud hacen un llamamiento a la población para que no se acuda a los centros de salud, porque aún estamos en situación de pandemia declarada. En ese sentido, quienes precisen de utilización de los servicios sanitarios deben llamar por teléfono a los centros y seguir las indicaciones que reciban.

Por último los responsables sanitarios piden a los ciudadanos un plus de responsabilidad individual y que se extreme la precaución en la realización de actividades deportivas y de salida de los domicilios, porque se ha detectado un incremento notable de caídas en bici y pequeños accidentes que en situaciones normales no representarían un grave peligro, pero que en la actual situación de pandemia pueden suponer graves riesgos de contagio tanto para quienes realizan esas actividades, como para el resto de la población y para el propio personal sanitario.

Deja una respuesta