TurismoOcioRutas por el Bierzo

Ruta de Las Puentes de Malpaso en Molinaseca

Por su nombre podría referirse a una ruta de las que unos forajidos hablaran en una película de Spaguetti Western, pero la ruta de las Puentes de Malpaso en Molina es una ruta que discurre por la ribera del río Meruelo del municipio berciano y que nos lleva a conocer dos puentes de origen medieval por los que antaño pasaban caballerizas buscando llegar a la comarca de el Bierzo por las cercanías del río evitando así las copiosas nevadas en lo alto del valle

No es una ruta difícil, esto es lo primero que hay que decir, pero si es una ruta que circula durante mucho tiempo con un desfiladero en uno de sus lados, por lo que hay que ir muy pendiente sobre todo si se hace con niños.

La ruta de Las Puentes de Malpaso parte de Molinaseca, poblalción a la que se llega por la carretera Le-42 y está a tan sólo 5 Km de Ponferrada. Una vez en Molina, hay que buscar la iglesia de San Nicolás en la parte alta del pueblo, un poco más adelante encontraremos el indicativo donde se inicia la ruta que nos llevará por un sendero de tierra en constante ascenso durante por lo menos dos kilometros y medio, el camino no tiene pérdida y a lo largo del mismo encontraremos (dependiendo de la época del año) pequeñas cascadas de agua a los lados. finalmente notaremos que el camino comienza a descender, esto indica que ya estamos cerca de nuestro destino.

La Puente Pequeña será el primer puente que encontremos en nuestro camino, el puente sirve para rebasar el arroyo de San Bernardino (también conocido como arroyo Pequeño) y se encuentra a una altura de casi once metros sobre el cauce y está construido sobre la piedra del cauce, lo que lo eleva y hace más majestuoso. A escasos 500 m del primero, nos tropezamos con el puente grande. La Puente Grande cruza el río Meruelo justo antes de la confluencia con el arroyo de las Presas. Ninguno de los puentes conserva sus pretiles originales. Los puentes tienen unos postes con cuerdas que se están rotos con el consiguiente peligro de caída. Curiosamente la puente pequeña es mayor que la puente grande, sus denominaciones seguramente se debían al cauce del río que cruzaban y no a las dimensiones de los puentes.

Los montes de Molinaseca, al igual que muchos de Valdueza sirvieron de refugio al guerrillero Girón, y precisamente en una cueva en las inmediaciones de la puente grande fue donde el traidor infiltrado en su guerrilla le asesinó buscando la recompensa que la Guardia Civil había ofrecido por su cabeza.

A Las Puentes también se llega desde Lombillo por una ruta que se encuentra a mitad de camino con la que hemos tomado y está debidamente señalizada. Llama la atención el nombre de ‘Las Puentes’, esto es así porque pons, pontis era femenino en latín, de ahí que su uso sea femenino, lo mismo ocurre con el nombre de Ponferrada o el apellido La Puente. Se trata de un sustantivo ambiguo que en la antigüedad se utilizaba en femenino, prevaleciendo, en este caso, su denominación arcaica.

Una vez que hemos llegado a la puente grande podemos recorrer el camino inverso o subir hasta Riego de Ambrós, en nuestro caso optamos por desandar nuestro recorrido, la otra opción es subir hasta Riego de Ambrós y bajar por un sendero indicado, paralelo a la carretera que nos devolverá al pueblo de Molinaseca en un recorrido de 11, 4Km y un desnivel de 335m.

Distancia recorrida en nuestra excursión: 7,5Km (ida y vuelta) y desnivel 295m. Finalizar la ruta a pie del Meruelo en Molinaseca, no tiene precio

Deja una respuesta