ActualidadOcio

“Naturaleza para los sentidos” la experiencia sostenible que presenta el Parador de Villafranca del Bierzo

• Se trata de un programa de actividades en naturaleza para promover un ecoturismo sostenible y responsable que genera beneficios sociales, ambientales y económicos en los territorios donde se ubican los Paradores.

El Parador de Villafranca da un paso más en su apuesta por la sostenibilidad y el turismo responsable con el proyecto “Naturaleza para los sentidos”. Se trata de un completo programa de experiencias para sus clientes que busca promover un ecoturismo que genere beneficios sociales, ambientales y económicos en los territorios donde se ubican los Paradores.

Publicidad

“Naturaleza para los sentidos” es un proyecto que crea oportunidades reales de desarrollo, empleo y arraigo para los habitantes de los entornos rurales donde se ubica un parador y, además, pone en valor su biodiversidad, historia y cultura. Las actividades permiten también que los visitantes conozcan los pueblos y sus tradiciones, la esencia de un modo de vida que ejemplifica a la perfección modos y maneras sostenibles.

El programa “Naturaleza para los sentidos” se ha creado en colaboración con la Fundación Global Nature y está gestionado por los propios productores locales. Las experiencias realizan, por un lado, una labor de divulgación entre los clientes; y, por otro, preservan la vida rural, al ayudar económicamente a la zona. Son actividades dirigidas a todos los públicos que pueden llevarse a cabo durante todo el año y cumplen los protocolos de seguridad anti COVID.

El proyecto “Naturaleza para los sentidos” arrancó en mayo con gran éxito en el Parador de Cangas de Onís (Asturias) y ahora se amplía a Bielsa y Villafranca del Bierzo. En total está previsto que el proyecto se lleve a cabo en una veintena de Paradores.

Sentir la naturaleza

Los clientes del Parador de Villafranca del Bierzo pueden conocer la vida rural y natural de esta comarca a través de las empresas locales que participan en el proyecto.

Así, en Villafranca del Bierzo se puede visitar un colmenar para descubrir cómo trabajan las abejas y su influencia en el paisaje, además aprender las propiedades de su cera para crear productos de cosmética natural o conocer los viñedos que forman parte de la D.O. Descubrir a caballo el paisaje Patrimonio de la Humanidad de Las Médulas. Sentir la magia de los bosques de alcornoques paseando por la senda del Zofredal de Cobrana. Recorrer en 4×4 la Reserva de la Biosfera de los Ancares para conocer la tradición minera de la comarca; caminar por las orillas del río Sil a través de sus puentes colgantes recientemente restaurados para conocer la tradición agrícola y etnobotánica de la zona de El Bierzo o disfrutar en bicicleta del Valle del Silencio, un conjunto de valles que se han mantenido aislados a lo largo de la historia visitando pueblos de arquitectura tradicional de piedra y pizarra.

Deja una respuesta