CyL

La Consejería de Educación entregará 4.000 euros a 45 bibliotecas escolares de la Comunidad para que sean más inclusivas e innovadoras

El Bocyl recoge hoy la resolución de la convocatoria para participar en el proyecto ‘Bibliotecas Escolares de Futuro. Bibliotecas 2.030’ que se desarrollará en este curso académico

La Consejería de Educación entregará 4.000 euros a 45 bibliotecas escolares de la Comunidad para que sean más inclusivas e innovadoras 1

Las bibliotecas escolares están superando progresivamente el modelo tradicional y avanzan hacia un formato más moderno y virtual donde los alumnos pueden ser innovadores y creativos. De este modo, la Consejería de Educación ayuda a los centros a crear esos nuevos espacios que también están presentes en las aulas para experimentar con el trabajo interdisciplinar.

Publicidad

En este contexto, el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) recoge esta mañana la resolución de la convocatoria para la selección de proyectos ‘Bibliotecas Escolares de Futuro. Bibliotecas 2.030’ de cara al curso 2021-2022.

En esta edición, que cuenta con una dotación total de 180.000 euros, se han seleccionado 45 centros de la Comunidad que imparten segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y/o Educación Especial. En concreto, dos colegios en Ávila; tres de Burgos; cuatro en León; cinco de Palencia, dos en Salamanca; siete de Segovia; dos en Soria; 16 de Valladolid; y, finalmente, cuatro en Zamora.

Cada centro seleccionado recibirá 4.000 euros de subvención para desarrollar sus proyectos basados en la reconfiguración de la biblioteca escolar en diferentes espacios físicos y virtuales para la innovación, la creación, la experimentación y el trabajo interdisciplinar: radio, cineclub, bibliomaker, otros espacios y rincones; o su promoción como espacio inclusivo y de impulso a la igualdad entre los géneros.

Asimismo, para elegir a estos 45 colegios, también se ha tenido en cuenta el fomento de actividades de escritura, producción de contenidos y lecturas compartidas en distintos soportes; el desarrollo de proyectos documentales y de las competencias mediáticas -fomento del pensamiento crítico y habilidades transmedia-; y la innovación en el ámbito de las tecnologías digitales. Esta iniciativa favorece, finalmente, la adquisición de las competencias mediáticas para formar alumnos críticos por medio de las nuevas prácticas de lectura y escritura.