Compras

La Asociación Española de Centros Comerciales pide al gobierno poder abrir en la Fase 1

Las principales asociaciones del sector aseguran que suponen un "elemento tractor" para la reconstrucción económica.

Las principales asociaciones que representan conjuntamente a los sectores vinculados a la cadena de valor de la distribución, el comercio, la moda y la restauración en España, han solicitado al Gobierno que se les incluya en la Fase 1 de la desescalada, ya que según afirman están en condiciones de garantizar la salud y la seguridad de sus clientes y sus trabajadores.

El sector apunta a que con la apertura en esta etapa se evitaría una «discriminación incomprensible» entre segmentos del ámbito del comercio.

La Asociación Española de Centros Comerciales (Aecc), la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), la Organización Nacional de Moda Retail (Acotex) y Marcas de Restauración, ponen de manifiesto lo siguiente:

1.- Los centros y parques comerciales están perfectamente preparados para garantizar la seguridad de los empleados y clientes. Son espacios gestionados por empresas profesionales dedicadas a asegurar las condiciones de seguridad e higiene necesarias en cada momento, tanto en su puesta en marcha como en su coordinación y control, lo que permite considerar que se trata de espacios muy controlados.

2.- Los centros y parques comerciales ya permanecen abiertos actualmente garantizando la seguridad y la higiene. Más de 500 están ya abiertos al público al albergar un importante número de los establecimientos comerciales cuya actividad se considera esencial. Esto nos ha obligado a gestionar, ya desde el inicio de la crisis, medidas para garantizar la seguridad de todos los usuarios y el funcionamiento de las instalaciones como un espacio seguro para estar y comprar, sin riesgo de aglomeraciones ni en los locales ni en las zonas comunes de los centros. Ello nos ha permitido además desarrollar con éxito protocolos de seguridad e higiene complementarios a los que se puedan publicar desde los ministerios correspondientes.

3.- Los centros y parques comerciales suponen un elemento tractor para la reconstrucción económica. En un contexto de necesaria recuperación de la actividad contributiva, el sector contribuye al sumar a más de 36.000 comerciantes, de los que el 85% son pequeños comercios inferiores a 300 m2 (en su mayoría pequeños autónomos y pymes). Los datos de empleo a fin de 2019 superaron los 740.000 puestos de trabajo, entre empleos directos (cercano al 50%) e indirectos.

4.- Los centros y parques comerciales no pueden vehicular un agravio económico a sus comerciantes. No tiene sentido prohibir la apertura de los locales o establecimientos ubicados en estos centros cuando el resto de locales y establecimientos comerciales fuera de los mismos, sí van a poder abrir en la Fase 1. De mantenerse esa discriminación, no solo conllevaría un grave perjuicio económico y reputacional, sino que el proceso de recuperación y vuelta a la normalidad no se haría en igualdad de condiciones ni de oportunidades para los comerciantes de los centros y parques comerciales. Si la reapertura se retrasa más allá de la Fase 1 se ahondaría en mayores pérdidas de ventas que dificultarán más la recuperación.

Por todo ello, desde dichas asociaciones reiteran que estos establecimientos se encuentran en «óptimas condiciones de seguridad e higiene» para su reapertura en la citada fase, por lo que solicitan al Gobierno «el diálogo necesario» que evite la situación de «discriminación actual» y que causa un «serio perjuicio» al sector.

Deja una respuesta