Vinos

El Maceración de Prada estrenó la cosecha 2021 en la gran fiesta del vino nuevo

El vino destaca por su carácter atlántico, fresco y rebelde

El Maceración de Prada estrenó la cosecha 2021 en la gran fiesta del vino nuevo 1

La Fiesta del Vino Nuevo agotó el aforo limitado dispuesto en el Palacio de Canedo para esta particular vuelta a la normalidad tras un año de parón. El Maceración de Prada ha sido, nuevamente, el primer vino tinto de la añada 2021 que ha salido al mercado en nuestro país, y lo hace por todo lo alto con una calidad “que promete”, como señalaba el enólogo de la bodega, José Manuel Ferreira.

Publicidad

       Ferreira señalaba que es un vino con toda la fuerza de la mencía de los mejores años, “porque hemos tenido un año climatológicamente en el que ha habido de todo, lluvia, pedrisco, calor… al final el resultado es extraordinario, un vino puramente atlántico que sorprenderá”.

       Prada, por su parte, recordó que puso su empeño en hacer este tipo de elaboración porque “quería volver al aroma de la bodega de mi niñez, quería hacer aquellos vinos”, y hoy es una referencia en los vinos jóvenes de nuestro país.

       Marisa Vázquez, directora de informativos de Televisión Castilla y León, fue la encargada de hacer el pregón de la fiesta. Vázquez, que durante los últimos años ha sido cronista de este evento, en esta ocasión se subía al escenario para pregonar las excelencias de un vino que, a su juicio, resume la esencia de lo que es El Bierzo, “porque evoca el terruño, evoca la amistad”. Se declaró fan del Maceración, al que definió como un vino “fresco, afrutado y rebelde”, y se sintió agradecida a Flor y Prada por haber sido elegida mantenedora en el año que abandona al Bierzo para irse a trabajar a Valladolid en la misma cadena.

 Es la añada número 30 que de forma consecutiva se elabora en el Palacio de Canedo, todo un ejercicio de resistencia, no en vano son pocas las bodegas que consiguen mantener en el mercado los tintos de maceración carbónica. O son extraordinarios, o quedan pronto relegados al olvido.

El Maceración de Prada consiguió desde el principio ser una referencia básica de la DO Bierzo, convirtiéndose en la piedra de toque de lo que la cosecha de cada año anuncia por ser el primero en descorcharse y porque el sistema de elaboración favorece que el vino llegue a la copa con toda la impronta de la añada.

 La música corrió a cargo de Lou & Jane and the Machines en la primera parte de la fiesta, y más tarde, como viene siendo habitual, de Alberto González con Musicanimación, haciendo bailar a los asistentes al ritmo de los grandes clásicos del pop, bolero y mucho más.